¿CHILE, CHILE LINDO?

Llevo algunos años buscando info sobre la conciencia del vestir, que conllevan injusticias sociales y ambientales… siempre que leía sobre las fábricas textiles clandestinas, que explotaban a sus trabajadores y trabajadoras, me parecía algo “lejano” a mi país. Claramente me preocupaba, pero sinceramente creía que en Chile era difícil que pasara… Mi pensamiento cambió drásticamente desde que leí una noticia de @el_mostrador en diciembre del 2017. Mientras voy escribiendo recuerdo esa noticia y les juro que me dan ganas de llorar. En la noticia, se muestra una cruda realidad de trabajadoras a quienes intentan hacerlas “invisibles” con pagos terriblemente bajos y con explotación ¿Chile, Chile lindo? Como lo describe el diario, “Una realidad cosida a puntadas de dolor de dedos ya deformes y espaldas encorvadas” ▪️Mujeres que confeccionan y arreglan ropa para el retail desde sus casas (sin contratos, horarios ni tarifas fijas). ▪️Entrevistan a mujeres que deben hacer 1.200 morrales en un plazo muy corto. ▪️Les pagan $200 por cada morral, los cuales van estampados con una gran R de @ripleychile . ▪️Los famosos “enganchadores”, son las personas que tienen el contacto directo con el retail ¿Qué hacen? Buscan a las trabajadoras de forma externa, les hacen el pedido, solicitan fechas para entregar pedidos y sacan el doble de ganancia (esos son los mandados). -Una de las mujeres mencionaba que llamó un día llorando, que no podía más… tenía que hacer 2.000 bolsas y en un día hacía solo 100 ¿Respuesta? Que tenía que responder, ya se había comprometido y que la recompensarían con “un trabajo mejor pagado”. ¡TERRIBLE! Esa realidad la viven muchas personas, en su mayoría mujeres. El ejemplo de la bolsa que se da a conocer en la noticia, es uno de muchos… ¿Nos quedaremos de brazos cruzados?