MI RECORRIDO POR EL NORTE

Recorrí bellos paisajes: valles, salares y un desierto con intenso sol y frías noches... pero más que paisajes, conocí lugares que cuentan historias de problemáticas que inundan de tristeza a personas del norte de nuestro país.

.

.

El salir de paseo con mi querido pá, me hizo entender que los paisajes tan lindos de nuestro norte gritan desconsoladamente que necesitan ayuda, claman que la gente cuide de su salud, que los dejen de invadir y contaminar sin piedad los extractivistas.

Escuché casos de personas que en sus cuerpos se encuentran metales pesados por la contaminación de mineras, que sus pulmones escasamente respiran, que la palabra cáncer es "común ".


Entendí que ese bello y a la vez triste desierto no quiere que hagamos oídos sordos, que su naturaleza sufre y se va inundando de químicos.


Más que un paseo turístico, fue una instancia de aprendizaje, de escuchar y entender que el norte pide ayuda.

  • INSTAGRAM
  • FACEBOOK