reviviendo mis aros


Les comparto una parte de la colección de aros vintage que atesoro y he venido conservando desde hace años.

Las fotografías, como pueden ver, son el reflejo de los cuatro estados de ánimo que paso con ellos

1) cómo cresta llegué a desordenarlos tanto?

2) ya, comenzaré a ordenar

3) prometo mantenerlos así de ordenaditos, cada par en su lugar

4) los amo. He pasado #milhistorias con ellos y quiero seguir cuidándolos, usándolos, y reviviendo mil veces.

📍También, quiero contarles que en el último orden me di cuenta que tenía varios repetidos, porque en un lugar de Temuco abrieron una cajita de aros que había estado cerrada hace más de 20 años con hermosos tesoros de aros a presión. Cuando compré, por miedo a que se rompiera algún par, los adquirí x2, pero la verdad? Me di cuenta que era innecesario. Es así, como varios decidí vender y otros regalar, para que sean revividos en otras personas, dándome un consejo a mí misma “me gusta coleccionarlos, pero debo ser objetiva y pensar al momento de ordenar si realmente deben estar todos esos aros aquí” la respuesta fue NO. Tenía que desprenderme de algunos.


- Me hizo mucho sentido cuando Ryan Nicodemus en el documental Minimalism, cuenta «Es gracioso porque la gente inevitablemente viene y dice ”no soy tan minimalista como tú, tengo colección de libros y amo los libros. Tengo una gran y hermosa biblioteca y amo el aroma de los libros, amo pasar las páginas, amo como se sienten, amo prestárselos a mis amigos y luego hablamos sobre los libros” y yo les digo que conserven sus libros, porque parece que aportan un gran valor para ellos 🙌🏻. Y es lo que les diría con cualquier tipo de colección».

¿Tienen alguna colección amada y atesorada? ❣

  • INSTAGRAM
  • FACEBOOK