TU CLÓSET EXIGE SER CONSCIENTE

¿Sabías que Chile lidera el consumo de ropa en América Latina?

Fuente: Euromonitor international




Este estudio revela una realidad de la cual no deberíamos enorgullecernos, al contrario, es una alerta para analizar nuestro hábito de consumo, decisión al momento de comprar y optimizar nuestro armario. ¿Te animas a restarle prendas a tu clóset y hacerlo conciente?

Vamos desde el comienzo: Lo ideal es que cada tres meses hagamos una limpieza profunda. Lo sé, puede ser tedioso, pero con paciencia y amor a tus prendas ¡Si se puede!


Paso 1: Saca todas las prendas de tu armario, te ayudará a visualizar lo que tienes. Recuerda no guiarte por las tendencias, más bien por tu estilo personal. Ahora, determina las prendas básicas que mantendrás y las que estás segura que ocuparás.


Paso 2: Debes apartar las prendas que definitivamente no usarás. Esas que dijiste “No me agradan, pero en algún momento me van a gustar” ¡NO!, si ya no las usaste ¿Qué te hace pensar que se revertirá la situación? En este caso, te recomiendo transformarlas, regalarlas o venderlas. Existen miles de formas para dar una nueva vida a esas prendas que tienes abandonadas. Una excelente opción es convertirlas en un nuevo diseño o en algo que jamás imaginaste. ¡Tutoriales! fáciles y prácticos puedes encontrar en las redes sociales, como por ejemplo: hacer un crop top a partir de una calza en desuso o un sweater que tal vez no te gustaba, convertirlo en un lindo gorro con bufanda, revisa Reviviendo Mil Prendas, son miles las alternativas para dar una nueva oportunidad a tus prendas.


Si tu opción es regalar, puedes hacerlo de forma independiente a personas que lo necesiten. Además, existen fundaciones que ayudan a personas en situación de calle u organizaciones como Emaus Chile, donde reciben prendas en buen estado. Si vez como opción venderlas, existen plataformas como www.prilov.com o por ejemplo, grupos en Facebook donde puedes publicarlas y así de paso ganar dinero.


Paso 3: Estoy segura de que tienes prendas que jamás llevaste a la modista o no repaste tu misma ¡Enhorabuena! Sepáralas y decídete a mejorarlas de una vez.


Paso 4: Si por algún motivo te quedaron prendas rezagadas que no quisiste vender, regalar, transformar o reparar, puedes optar por intercambiarlas.

Una buena forma es reunirte con tus amigas, familiares u organizar un evento, donde puedas crear la instancia perfecta para que tus prendas tengan una segunda vida en alguien más.

Por último, pero no menos importante: Debes considerar que cuidar todas tus prendas al momento de doblar o colgar, en el planchado, secado y uso diario, para que así se mantengan en óptimas condiciones y durar mucho más tiempo.

¿Te animas a comenzar?

  • INSTAGRAM
  • FACEBOOK